Skip to main content

Rituales Cotidianos

El entorno en el que crece un niño tiene un profundo impacto sobre la formación del cerebro

Las experiencias cotidianas de la vida de un bebé le pueden ayudar a desarrollar o a estimular sus sentidos, y darle a los padres una oportunidad para fomentar la capacidad de aprender, pensar y crecer de su bebé. Un ritual sencillo de baño y masaje piel con piel brinda una oportunidad ideal para que los padres creen experiencias multisensoriales mediante lo que el bebé siente, ve, oye y huele.

Hand

Estimulación Táctil

Un ritual a la hora del baño brinda la oportunidad del contacto piel con piel. Lo que el bebé siente…

 

El tacto es uno de los sentidos más desarrollados de un bebé cuando nace, y la Organización Mundial de la Salud recomienda el contacto desde el nacimiento.

 

El contacto piel a piel (estimulación táctil) tiene un impacto positivo sobre muchas áreas del desarrollo del bebé. Se ha demostrado que este tipo de contacto reduce el cortisol, un biomarcador de estrés, en padres y bebés, facilita el aumento de peso al mejorar la digestión mediante el aumento del tono vagal en los bebés prematuros; y reduce la depresión y ansiedad materna.

Eye

Estimulación Visual

La hora del baño es una oportunidad de estimulación visual. Lo que el bebé ve…

 

El contacto visual es la manera más poderosa de establecer un vínculo comunicativo. La hora del baño es una oportunidad para que los padres establezcan contacto visual directo con su bebé.

 

La estimulación visual es esencial mientras se desarrolla la visión del bebé, desde que nacen hasta los tres años. Los bebés usan el contacto visual directo como una forma de comunicación y hasta demuestran un mejor procesamiento neural cuando uno de sus padres lo mira directamente.

Ear

Estimulación Auditiva

La hora del baño es una oportunidad de estimulación auditiva. Lo que el bebé oye…

 

Otro sentido importante para la comunicación y la emoción es el oído (estimulación auditiva). Nuestro sentido de audición nos permite experimentar el mundo que nos rodea a través de los sonidos. La hora del baño es una oportunidad ideal para la estimulación auditiva mediante sonidos nuevos, como el agua salpicando o los padres hablando y cantándole.

 

Un ensayo clínico aleatorio multicéntrico de bebés prematuros con síndrome de dificultad respiratoria, sepsis clínica y/o PEG (pequeño para edad gestacional) demostró que cuando se les canta a los bebés en una voz suave, su ritmo cardíaco mejora con el tiempo.

 

Durante la estimulación auditiva, el ritmo cardíaco de los bebés disminuyó y se volvió más rítmico. Además, la estimulación auditiva proporciona un tiempo adicional para crear lazos afectivos entre padres y bebés, mientras que reduce el estrés de los padres.

Nose

Estimulación Olfativa

La hora del baño es una oportunidad de estimulación olfativa. Lo que el bebé huele…

 

El sentido del olfato es único porque los olores se procesan directamente en el cerebro. La estimulación del sentido del olfato del bebé proporciona varios beneficios para un desarrollo sano, incluyendo el desarrollo emocional, social y de la memoria, con mayores beneficios para el aprendizaje cuando la estimulación olfativa se combina con la estimulación táctil. Se ha demostrado que un aroma agradable a la hora del baño promueve la relajación tanto del bebé como de los padres.

 

Se ha demostrado que los efectos relajantes de un aroma familiar para el bebé promueven su capacidad de recordar un aroma tempranamente en su vida. Un aroma familiar puede ayudar a calmar a un bebé en momentos de dolor o estrés y puede calmar a un bebé que está llorando. La hora del baño brinda una oportunidad sencilla para que los padres proporcionen estimulación olfativa y táctil. Los padres que le dan a sus bebés baños perfumados proporcionan más estimulación táctil a través de un mayor contacto piel con piel con sus bebés que aquellos que no utilizan aromas durante el baño, creando así una mejor experiencia multisensorial.

 
 

Por otra parte, cuando implementas un ritual con un baño tibio, seguido de un masaje con un humectante suave para la piel y actividades tranquilas ayudas a reducir el estrés, tanto para ti como para tu bebé, mientras logras una mejor calidad y cantidad de sueño para tu bebé.

 

Los beneficios de todos estos rituales y estimulación son infinitos, tanto para los padres como para el bebé.

Por eso, haz que cada momento con él, sea mágico e inolvidable.

 

Ahora descubre aquí cómo seguir acompañando el crecimiento de tu bebé

 

Descubre cómo >