Skip to main content

¡La hora del baño!

El baño es una gran oportunidad para que tus hijos
aprendan
y descubran mientras crecen

El toque suave y amoroso de tus manos, los juegos con jarras, tazas y libros para el baño ayudan a su desarrollo sano y feliz además de nutrir su vínculo contigo. Nuevos descubrimientos científicos revelan que las experiencias multisensoriales son críticas para la formación del cerebro de tus hijos. Con las oportunidades que brinda para estimular el tacto, la vista, el olfato y el oído, el baño es un momento excelente para fomentar su desarrollo.

Desarrollo socioemocional, físico y motriz

Lo que puedes hacer

Lo que tu hijo aprende

Diviértete y conéctate con tu bebé, celébrale cada acción que realice, desde es escurrir el agua de la esponja, hasta los sonidos y gestos que haga, si te pide que le leas un cuento, respóndele con elogios y léeselo.

Que es inteligente, que se está comunicando contigo, que tú lo entiendes y te deleitas al compartir sus descubrimientos, reforzando que los sonidos y acciones son una forma de demostrar lo que está pensando y sintiendo.

Habla, explora y juega con tu bebé. Agita el agua, deja caer el patico de hule en ella y exclama "mira flota".

Palabras y acciones nuevas como hundirse y flotar, también aprende que las actividades con mamá y papá son siempre divertidas y gratificantes.

Exploren libros para la hora del baño juntos. Invítalo a señalar objetos familiares. Muéstrale la conexión entre lo que ve en el libro y las cosas en su mundo "real".

Si tu bebé ya está más grandecito, aprenderá palabras nuevas y a amar los libros.

Señala y habla sobre las diferentes partes del cuerpo de tu bebé a medida que las usa. Elógialo cuando use sus manos para hacer explotar burbujas y dile cual es la parte del cuerpo que está usando.

A reconocer las partes de su cuerpo y cómo funcionan para ayudarle a lograr sus objetivos.

Ayúdale a adaptarse a las transiciones, avisándole antes de que termine el baño y permitiéndole llevar consigo su juguete favorito.

A diferenciar cuando es momento de cambiar de actividad y comenzará a identificar su rutina diaria.

Después de la hora del baño compartan un momento juntos como cantar o escuchar una canción.

Que es amado, importante y capaz, al mismo tiempo estimulas con la música las partes del cerebro de tu bebé encargadas de la memoria.

Si tu bebé ya está más grandecito, pregúntale si quiere bañarse solo.

Que puede cuidarse a sí mismo y es un buen ayudante.

Los aromas familiares y agradables pueden hacer
que tus hijos se sientan felices

En algunos estudios, los bebés y niños que se bañaban con un
producto de baño aromatizado (comparados con los que no):

Recuerda, parte de la diversión de la hora del baño implica asegurarte que tu bebé esté a salvo.

NUNCA dejes a tu bebé solo en la bañera. Ni por un segundo. Así que reúne todas las cosas que necesitarás para el baño con anticipación y aléjate de las que te pueden distraer.

Asegúrate también de que tu calentador de agua esté a menos de 48°C para prevenir la posibilidad de quemaduras.