Skip to main content

Dar masaje a tu bebé regularmente es una manera de darle mucho más. Más conexión. Más estimulación sensorial. Más desarrollo saludable.

Unas de las experiencias más importantes para el desarrollo feliz de tu bebé son tus caricias de amor. Las investigaciones revelan que la rutina de masaje realizada por uno de los padres o una enfermera es vital para el crecimiento, comunicación y aprendizaje del bebé.

El tacto: Nuestro primer lenguaje

En muchas maneras, El tacto es nuestro primer lenguaje. Una caricia delicada y amorosa puede ayudar a los pequeños bebés a crecer más fuertes y a sentir menos ansiedad. Los bebés que experimentan una rutina de caricias muestran un 50% más contacto visual y son 3 veces más propensos a tener una expresión positiva que los bebés que no lo hacen.

En muchos hospitales, los recién nacidos se colocan en el pecho o abdomen de la madre para darles contacto piel con piel tanto como sea posible. El contacto cercano entre tú y tu bebé ayuda a calmar su respiración (otra razón para abrazarlo después del baño) y le ayuda a acercarse emocionalmente- un proceso conocido como vinculación y apego:

Vínculación y otros beneficios del masaje para bebés

El masaje es una manera maravillosa de ayudar a fortalecer su vínculo. Esta es la clave para el desarrollo del niño, ya que muchos investigadores y médicos creen que un vínculo positivo materno-infantil ayuda a formar la base para las relaciones futuras.

Además de ayudar al vínculo entre tú y tu bebé, el masaje regular puede:

  • Calma a tu bebé y reduce su llanto
  • Ayuda a la digestión y a aliviar los cólicos, gases y estreñimiento
  • Aumenta ganancia diaria de peso
  • Ayuda a tu bebé a dormir durante la noche, y a dormir más profundamente.
  • Alivia la congestión nasal y malestar de la dentición
  • Ayuda a desarrollar un buen tono muscular, la coordinación y la flexibilidad
  • Mejora la conciencia corporal
  • Estimula el sistema inmunológico
  • Mejora la textura de la piel
  • Ayuda a calmar y relajar a ambos, a ti y a tu bebé
  • Aumenta tu confianza en el manejo de tu bebé

¡Ciencia del bebé!

Además de contacto piel con piel, las investigaciones han mostrado que el tacto rutinario y el masaje conduce a mejorar el rendimiento cognitivo y a un mayor estado de alerta y la atención en los niños. Sin embargo, según el JOHNSON ® Global Bath Time Report, ¡sólo el 23% de los padres del mundo dicen que los masajes pueden ser extremadamente importantes para el desarrollo del cerebro de su hijo!

Tus caricias contribuyen a los primeros lazos emocionales de tu bebé. Este contacto ayuda a construir una base para el desarrollo emocional e intelectual más adelante. Para la próxima vez que des a tu bebé un masaje después del baño, este acto de amor significa más para su desarrollo y puede tener un impacto positivo duradero.

La historia del masaje.

  • La terapia de masaje es una de las más viejas formas de tratamiento, con evidencia de su uso en China, India y Egipto hace más de 2000 años
  • Hipócrates definió la medicina como "el arte de frotar" en 400 A.C.
  • La disminución de la terapia de masaje en la medicina occidental coincidió con la revolución farmacéutica de la década de 1940
Volver arriba