Skip to main content

Los pequeños recién comienzan a descubrir cómo funciona este mundo grande, emocionante y complicado, utilizando sus cuerpos para explorar todo desde el piso de la cocina hasta el cajón de arena.

Explorar el mundo le da a tu bebé aún más oportunidades para involucrar y desarrollar sus sentidos. Los procesos del cerebro para el aprendizaje se potencian cuando se estimulan varios sentidos, en comparación con el uso de un sólo sentido, por lo tanto la hora de juego puede contribuir aún más a su desarrollo cognitivo.

Explorar el mundo le da a tu bebé aún más oportunidades para involucrar y desarrollar sus sentidos. Los procesos del cerebro para el aprendizaje se potencian cuando se estimulan varios sentidos, en comparación con el uso de un sólo sentido, por lo tanto la hora de juego puede contribuir aún más a su desarrollo cognitivo.
La hora de jugar es aún más divertida con los niños pequeños. Tu niño está descubriendo todo y aprende a comunicarse mejor con gestos, sonidos y palabras. Además, está aprendiendo a pararse en dos pies y caminar hacia adelante y hacia atrás. Mejor aún, pronto correrá, saltará y trepará. También usará los dedos y las manos para explorar de maneras más complejas (así que asegúrate de prepararte para hacer ejercicios).
Cada niño tiene un estilo diferente de explorar. A algunos pequeños les gusta mucho la acción. Otros disfrutarán los juegos más tranquilos. Prueba algunos de los siguientes juegos y conoce qué funciona mejor para tu pequeño.

Correr, trepar y juegos de acción

Los juegos clásicos como "Al corro, corrito" y "El puente de Londres" son juegos que la mayoría de los niños disfruta y los alientan a moverse, cantar, escuchar, turnarse y cooperar. Como siempre, ir al parque, al patio de juegos y reunirse para jugar en el patio de la casa ofrece oportunidades para correr, trepar y jugar con otros niños. En días lluviosos, prueba crear una pista de obstáculos adentro o armar una tienda y contar un cuento.

Hagámoslo una y otra vez

Con las repeticiones, los pequeños descubren cómo las cosas se combinan y funcionan. Puede llenar una caja con juguetes y volcarlos repetidamente para comprender los conceptos de lleno y vacío y adentro y afuera. Además, tu niño pequeño querrá escuchar el mismo cuento o cantar la misma canción una y otra vez. Este tipo de repeticiones ayuda a tu hijo a saber qué esperar y brinda un sentido de seguridad y control. Mejor aún, los ayuda a dominar nuevas habilidades y estimula su confianza en ellos mismos.

Ponerle nombre a la canción

Como tu hijo aprende por imitación, disfrutará al cantar canciones y que le leas libros con palabras que rimen. Las palabras son más fáciles de aprender cuando riman o se les pone música. Para involucrar a tu pequeño, intenta pausar una canción. ¿Sabe las palabras que siguen? Baila con él al ritmo de la música y ejercita sus piernas y brazos. Es una forma maravillosa de ayudarlo a expresarse y experimentar la libertad de moverse.

Manos ocupadas

Para los niños pequeños, gran parte de la exploración es descubrir cómo hacer que las cosas funcionen. Usan los dedos y las manos para apretar botones, poner objetos en cajas y vaciarlas, y voltear páginas. Saber los conceptos de empujar y jalar le permitirá a tu pequeño reproducir música y disfrutar un libro preciado. Además, a tu pequeño quizás también le guste pintar con los dedos, colorear, jugar con plastilina o exprimir agua de una esponja.

Aun antes de gatear, ¡tu bebé sabe jugar! La hora de jugar es una parte fundamental del desarrollo de tu bebé, que lo ayuda a crecer física, social y emocionalmente.

Volver arriba